BODEGAS PERAL

A partir de mediados del siglo XIX, la familia Cuéllar fundó la bodega ante la demanda de vino procedente de la ciudad de Madrid. En 1953 pasó a manos de la familia Peral que, con el fin de elaborar vino de calidad, recurrió a las tradiciones vinícolas ancestrales e innovó su cultivo y elaboración al aplicar técnicas como la “sobremadre” (antigua costumbre de fermentar el vino con una parte de los hollejos).

Mostrando todos los resultados (9)